Este majestuoso árbol que crece en los valles del Quindío más exactamente en el Valle de Cocora, fue escogida como el árbol nacional de Colombia en un congreso de botánica que se celebró en el año 1952, pero se oficializo en 1985, con alturas hasta de 70 metros es una palmera cuya imponente belleza se puede observar a tan solo 12 kilómetros del municipio de Salento.

Una experiencia que no puede faltar en el Quindío.

A tan solo 12 kilómetros del municipio de Salento las personas que visitan nuestro departamento pueden encontrar el hermoso valle de cócora el cual es una de las entradas al Parque Nacional Natural de los Nevados.

Un lugar mágico que le ofrece a los visitantes la posibilidad de conectarse directamente con la naturaleza, ya sea con recorridos a caballo, caminatas ecológicas, o tan solo disfrutar de su hermoso paisaje saboreando un delicioso café.

Además de esto disfrutar de su encantadora y exquisitagastronomía, en la gran variedad de restaurantes que allí se encuentran, un lugar donde se respira aire puro y se siente la tranquilidad, la paz y la armonía.

Palma de Cera del Quindío, el árbol nacional de Colombia.

Escogida como árbol nacional de Colombia en un evento que tuvo lugar en la ciudad de Bogotá en el año 1952 por la comisión preparatoria del tercer congreso sudamericano de botánica y oficializado en el año 1985 bajo el mandato del presidente para esa época Belisario Betancourt es una hermosa palma cuya altura puede llegar a los 70 metros.

La hermosa palma que se encuentra principalmente en el departamento del Quindío y en algunos lugares del departamento del Tolima le da habitat y alimento a una de las especies de loros que se encuentra en peligro de extinción, el “Loro orejiamarillo”.

Y no solo esta especie ya que también existe una estrecha relación con otras aves como lo son los tucanes y las pavas de monte, además algunos de los mamíferos que se encuentran en la región andina.

Su nombre científico CEROXYLON QUINDIUENSE, la cual se encuentra cubierta por una capa de cera blanquecina que cubre todo su tronco es una de las características que la hace diferente a otras palmas, pero esto ha llevado a que desde hace siglos muchas personas opten por raspar el tronco de esta hermosa planta para extraer esta cera que es utilizada para hacer velas para alumbrados domésticos.

Recomendamos: La colección de Palmas en el Jardín Botánico

 


Hacer un Comentario