Por / 13th noviembre, 2017 / Blog / Sin Comentarios

Pijao, un municipio que cuenta con no más de 6800 habitantes el cual se encuentra ubicado al occidente del departamento del Quindío, en una pequeña parte de la extensa cordillera central donde el tiempo quizá no transcurre como en todos los lugares, es el primer pueblo latinoamericano “sin prisa”.

Pijao,  un encanto por descubrir.

El recibimiento de una columna de ladrillos ubicados al ingreso del pueblo en forma de arco hace que las personas se detengan en el tiempo, al entrar a este maravilloso lugar donde la plaza central no muestra más que paz y armonía, donde cantidades de aves descienden desde el cielo, gente con no mucha prisa para realizar algunas tareas logran cautivar la atención de cualquier viajero.

Los niños paseando en sus bicicletas, los adultos contemplando como todos los días la belleza de sus paisajes, otros quizá caminando sin prisa hacia algún lugar por sus calles que albergan fachadas con infinidad de colores, algunos de sus balcones rojos, azules, amarillos, verdes con una decoración sencilla en algunas casas quizá una orquídea.

Pijao, el primer pueblo en Latinoamérica en entrar a esta lista.

La red internacional de Cittaslow (sin prisa, en italiano) reconoció mundialmente al municipio de Pijao, en el departamento del Quindío como el primer pueblo latinoamericano en hacer parte de la lista Cittaslow que reúne aproximadamente 150 ciudades de todo el mundo.

El pueblo que se caracteriza por la amabilidad de su gente, por la tranquilidad en la que viven. Esto ha generado un gran logro tanto para el departamento como para el país, habitantes rodeados del encanto de la naturaleza haciendo esto una mejor calidad de vida.

Pijao Cittaslow es el lugar indicado para que las personas puedan desconectarse realmente de el estrés que se puede vivir en muchas de las ciudades grandes del país y del mundo, la gente podrá observar su maravillosa cultura, disfrutar de la historia que guarda este hermoso pueblo, recorrer sus calles y deleitar el paladar con su magnífica gastronomía.

Una experiencia memorable.

La tradicional arquitectura de este hermoso municipio y la amabilidad de sus habitantes quienes con una sonrisa trasmiten la felicidad y la tranquilidad que se vive en este encantador lugar harán de esta visita un momento que se quedará para toda la vida en aquellos que lo experimentan, disfrutar una taza de café contemplando cada una de sus fachadas y de sus montañas lograrán hacer sentir a la gente que en ningún otro lugar se vivirá esta historia, una hostoria sin prisa. Pijao Cittaslow.

 


Hacer un Comentario